Proyecto Círculo de Akanthos

Akanthos

El Círculo de Akanthos

El Círculo de Akanthos es un proyecto literario de Jerónimo Alayón Gómez que explora los límites de la ontología de la literatura. Definir qué es la literatura es un ejercicio filosófico. Responder a dicha pregunta con la vida, en cambio, establece la distancia entre el ser y el existir literarios. El Círculo de Akanthos es un viaje al límite de la palabra –ese punto donde el lenguaje solo no basta para justificar la literatura–, un nuevo enfoque de la teoría de Wittgenstein desde la perspectiva de los límites de la ficción. La metáfora, por consiguiente, en tanto que lenguaje oblicuo se hace también existencia oblicua.

Somos cinco heterónimos y vivimos en Geremba. Negamos la existencia de la ortonimia y la separación entre ficción y realidad. Declaramos que esta es consustancialmente literaria y que cada heterónimo es consustancialmente real. Por tanto, hacemos nuestras las preguntas de Augusto Pérez en Niebla, de Miguel de Unamuno: «Y esta, mi vida, ¿es novela, es nivola o qué es? Todo esto que me pasa y que les pasa a los que me rodean, ¿es realidad o es ficción?».

Heterónimos

EvangelineÉvangéline Longfellow. Nació en Filadelfia, 1847, en un poema épico titulado «Évangéline», del poeta estadounidense Henry Wadsworth Longfellow. Su corporalidad verbal trasciende el tiempo y el espacio.

JohnJohn Parker. Nació en Geremba, 1968. Estudió Letras en la Universidad de Milizenpolis y es librero.

KorneliusKornelius Dekker. Nació en Berlín, 1961, aunque fue traído a Geremba muy niño. Es fotógrafo.

Jero2Jerónimo Alayón. Nació en Caracas, 1966. Estudió Letras en la Universidad Católica Andrés Bello y es profesor universitario.

EvaristoEvaristo Carrión. Nació en Geremba, 1964. Estudió Periodismo en la Universidad de Chile y es profesor universitario.

¿Qué es un heterónimo?

En primera instancia, la heteronimia gramatical hace referencia a palabras de géneros opuestos que provienen de raíces distintas. Por ejemplo: toro/vaca, hombre/mujer. Por extensión, la heteronimia literaria es un alter ego del autor: un escritor ficticio que el autor crea para atribuirle parte de su creación literaria. En tal sentido, es más que un seudónimo, pues este es solo un nombre falso tras el cual el autor oculta su identidad, manteniendo siempre el mismo estilo literario, mientras que el heterónimo implica el desarrollo de una personalidad y estilo literario distintos a los del autor, casi siempre. Al autor original suele llamársele ortónimo.

Pessoa

Fernando Pessoa

El exponente más alto del uso de la heteronimia ha sido el poeta y escritor portugués Fernando Pessoa (1888-1935), quien acuño los términos ortónimo/heterónimo, desarrolló setenta heterónimos y escribió una obra distinta para casi cada alter ego, algunos de ellos femeninos. Pessoa llevó la realización del heterónimo a niveles sin precedentes. En una ocasión, habiendo acordado una cita con el escritor portugués José Regio para conocerse, Pessoa se presentó con dos horas de retraso, asegurando ser Álvaro de Campos (uno de sus heterónimos) y disculpando al poeta por no poder asistir.

En lengua española, el poeta hispano Antonio Machado ha sido el que más ha desarrollado la noción de heterónimo llegando a cultivar treintaitrés autores ficticios, entre los que destacaron Juan de Mairena y Abel Martín. Destacan también las propuestas de escritores y poetas latinoamericanos como Vicente Huidobro, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, Juan Gelman, Álvaro Mutis y Eugenio Montejo.

La teoría y crítica literarias se han ocupado recientemente del estudio de la heteronimia con mayor profundidad, pero sigue siendo una asignatura pendiente de los estudios literarios. Falta aún desarrollar una vasta y profunda ontología de la hetorinimia, definir sus categorías y alcances. En lo personal, yo me he propuesto una tarea poco modesta, que muy probablemente no concluya al término de mi vida: acercarme a la heteronimia no como estudioso, sino como creador, y desde la perspectiva de la teoría de Wittgenstein sobre los límites del lenguaje, lo cual supone construir una obra literaria desde los límites de la ficción. Eso es el proyecto Círculo de Akanthos.

Geremba

Como ya se dijo, los heterónimos del Proyecto Círculo de Akanthos viven en Geremba.

Geremba

Geremba existe en algún lugar impreciso del tramo central de la Cordillera de la Costa venezolana, entre nieblas. Es un pueblo de montaña fundado por Ismael Essex en 1851. Oscila entre los siglos XIX y XXI, en un lugar-tiempo kairós. Por ello sería un error hablar de utopía o distopía para referirse al mundo de relaciones en torno de Geremba. Preferimos el término pantopía, entendiendo por tal un lugar que puede ser todos los lugares, al mismo tiempo o en tiempos diversos. En consecuencia, Geremba podría estar tan cerca de Caracas como de Pekín o Macondo, y pasar de 1851 a 1930 en un cuarto de hora.

Isla Akanthos

Hacia las afueras de Geremba están el monte Patrash y el lago Geremba, en el cual se halla la isla Akanthos. Es una isla desierta y sobre ella corre toda clase de rumores. Se dice que es la Isla de los Lirios Mutantes porque sus lirios, de hojas espinosas, cambian de forma. Jerónimo Alayón soñó con un barco llamado Akanthos y escribió el poema homónimo. Kornelius Dekker escribió un poema mítico titulado Visiones de Akanthos. Tanto la isla Akanthos como el monte Patrash son portales a otras dimensiones de la existencia.

Monte Patrash

GE DIGITAL CAMERAEs un monte de unos 2.200 metros de altura. Su principal característica es que está poblado por palmeras y helechos arborescentes que destacan en su selva nublada. Está deshabitado, excepto por Évangéline Longfellow y un lobo siberiano que los vecinos recuerdan ver desde hace 60 años. Casi todo el año está cubierto por niebla, aunque los alrededores estén soleados. Cuando está despejado, en su cumbre se avista un reflejo cuyo origen nadie sabe explicar. Los lugareños suelen decir que quien sube allí no vuelve a bajar, y si regresa, no lo hace en su sano juicio. Su temporalidad es aiónica, razón por la cual el tiempo-espacio no es una sucesión, sino un absoluto inmóvil: la eternidad.

Tábula de Akanthos

El Círculo se rige por la Tábula de Akanthos, una especie de manifiesto que escribieron los cinco heterónimos en diciembre de 2012, en la isla Akanthos.

Tábula de Akanthos

  • No existe la ortonimia.
  • Escribir desde la niebla y la ceniza.
  • Los límites de mi ficción son los límites de mi mundo.
  • La realidad es consustancialmente literaria: cada heterónimo es consustancialmente real.
  • La metáfora en tanto que lenguaje oblicuo se hace también existencia oblicua.
  • La ficción es la suma de todos los posibles.
  • Kairós, chronos y aion son modos del tiempo-espacio.
  • Cuando la densidad de la existencia se equipara a la densidad del lenguaje, el todo tiene la extensión de una palabra.
  • El lenguaje solo no basta para justificar la literatura.
  • La demencia es el lenguaje excediendo los límites del mundo.
  • La antificción es directamente proporcional a la sombra de las palabras.
  • El silencio también es una palabra.